¡ATENCIÓN!

ATENCIÓN: En todas las publicaciones de análisis de libros o películas habrá spoilers. Si no has visto la película, no has terminado el libro o ni siquiera lo has empezado ¡no leas las entradas que adviertan de spoilers!

domingo, 28 de mayo de 2017

TOP 10: Personajes literarios más odiosos



Siempre hay personajes que no gustan, a los que se les toma manía, que realmente se llegan a odiar, bien porque le hacen la vida imposible al protagonista, bien porque son malvados o simplemente porque son estúpidos. Aquí está mi Top 10 de mis personajes literarios más odiados, que me ha costado bastante ordenar. Ojo, puede haber SPOILERS del libro al que pertenezca el personaje, así que si no habéis leído el libro o no lo habéis acabado, no leáis el texto.




10
Fergun, de El Gremio de los Magos (Las Crónicas del Mago Negro I)



Sinceramente, no recuerdo mucho este libro, pero sí que este personaje era bastante irritante. Un mago perteneciente al Gremio, con aires de superioridad sobre los demás y especialmente hacia los que no eran magos y de clase baja. A Fergun le molestó bastante que una chica de las barriadas fuera admitida en la Academia de Magia e hizo todo lo posible para que la protagonista de la historia, Sonea, fuera expulsada. Ah, Las Crónicas del Mago Negro… algún día tengo que hablar sobre esta saga.

9 

Caleb, de Divergente, de Verónica Roth


Ten hermano para esto, debió de pensar Tris… Quién iba a decir que el bueno y altruista de Caleb, que acabó escogiendo Erudición como facción, sería capaz de confraternizar con el enemigo. Quién iba a decir que iba a convertirse en el perrito faldero de Jeanine, la mujer que liquidó a una facción entera, convirtió en asesinos a otra y es responsable además de la muerte de sus padres. Y no sólo eso, también fue capaz de entregar a su propia hermana para que experimentaran con ella y llegaran incluso a matarla. Menudo traidor. Y del final ya ni hablemos. Junto a Peter y Eric, los más odiosos de la saga Divergente.

  
8
Nilia, de La Guerra de los Cielos, de Fernando Trujillo y César García



Vamos a ser honestos, Nilia es una pasada de personaje. La criatura más bella de toda la creación, o te encanta o la odias. Esta demonio es una pieza clave de los libros de Fernando Trujillo y César García, y me caería mejor si no tuviera tantos cambios a lo largo de la trama (lo que a la trama le viene mejor, por supuesto). Lo que pasa es que, aunque inicialmente Nilia está en el bando de los demonios, al acabar la saga uno no sabe muy bien de qué lado está, pues durante el paso de los libros se le va yendo la cabeza y mata tanto a ángeles como a los propios demonios de su bando. Va a su bola. Aparte de eso, le tengo tirria porque se carga a mis personajes favoritos de la saga. Maldita Nilia…

7

Gerde, de Memorias de Idhún, de Laura Gallego


A pesar de que hace años que leí estos libros, recuerdo que el personaje de Gerde no me caía especialmente bien, y no era la única. Muchos fans no le tenían ninguna simpatía a esta hada aliada de Ashran, el villano, especialmente en cierto momento con Kirtash (alias Christian), en el que se convirtió en la furcia de pelo verde para Victoria, una de las protas, y los fans.

6

Buttercup, de La Princesa Prometida, de William Goldman


Vale que sea una de las protas de un gran clásico como “La Princesa Prometida”, pero la tía es sosa de narices. Sosa e inútil. Su romance con Westley es muy bonito, pero a partir de ahí la tía no hace nada que sirva. No es capaz de defenderse del siciliano, de Íñigo y de Fezzik, el gigantón, pero en cuanto aparece el hombre de negro sí que lo tira por el barranco. El problema es que el hombre de negro resulta ser Westley, y en realidad le estaba rescatando, así que su acción resulta bastante estúpida. Y no contenta con ella, va y se tira detrás de él. Para darse cabezazos contra la pared. Y no sólo eso, cuando el príncipe está torturando a Westley ella se queda sentadita en su dormitorio, sin salir a buscarle ni nada, sin darse cuenta de que su esposo la está engañando, lo cual es obvio. Igualmente pasa en la peli, en la que Westley lucha con todos los bichos esos del abismo y ella no mueve ni un dedo aunque le estén matando hasta tres horas más tarde. Me saca de quicio. Una historia así de buena merecía una protagonista mucho mejor.

5

Ambrose Anso, de El Nombre del Viento, de Patrick Rothfuss


Se podría decir que es el Draco Malfoy de esta saga, pero ni siquiera Draco llegaba a ser tan mezquino. Este tío es realmente odioso. El rival de Kvothe en la Universidad hace todo lo que puede por hacerle la vida imposible, llegando en ocasiones a pasarse bastante de la raya, incluso llega a intentar matarlo. Arrogante y prepotente, es uno de los personajes más odiados de estos libros, y por tal motivo resulta tan gratificante cuando Kvothe escapa a sus manipulaciones con tanta elegancia.

4

Celeste, de La Selección, de Kiera Cass


Esta chica es la maldad personificada. Su habilidad para sabotear a sus compañeras de La Selección es incomparable, pero no se limita a destrozar los vestidos de sus contrincantes o ponerles cristales dentro de los zapatos, también las insulta e incluso llega a la agresión física con sus doncellas. Un personaje realmente despreciable. Y no, Kiera Cass, a mí no me engañas con ese final que le has querido dar, completamente forzado e irreal.


Alfrid, de El Hobbit La Desolación de Smaug, de J.R.R. Tolkin


No es un personaje muy conocido, no recuerdo siquiera si aparecía en el libro, pero, ¿alguien me puede decir qué demonios pinta aquí este tío? Vale que tenga su escenita con el Gobernador de Esgaroth intentando pillar a Bardo, pero su tiempo en pantalla debió acabar junto a él. De alguna manera, escapó de la ciudad y no logro entender por qué lleva casi una subtrama él solito en La Batalla de los Cinco Ejércitos, la tercera parte. Es un personaje perfectamente prescindible, que no aporta absolutamente nada y al que se le da un excesivo e insultante tiempo en pantalla, con bastante diálogo. En definitiva, se le da una importancia absurda a un personaje absurdo que molesta bastante en lo que nos interesa a los espectadores, la batalla, pero que no para de salir en pantalla sacándonos de la película y de la trama verdaderamente importante. Ridículo. ¿Era necesario mostrarnos cómo va haciendo el inútil por ahí? Ya os digo yo que no. Una pena que Smaug no se lo comiera.

 
2
Frodo Bolsón, de El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkin


Vaya hobbit más plasta. Que sí, que lleva el peso del anillo y todo lo que queráis, pero sigue siendo un plasta. Al principio es hasta majo, pero a lo largo de la historia el pobre no da una. Es un quejica, y si no fuera por Sam no habría llegado en la vida al Monte del Destino y Sauron habría recuperado el anillo tres o cuatro veces. Todo el mérito se lo lleva él en detrimento del pobre Sam, que es el verdadero héroe. Porque Frodo cargará con el anillo, pero Sam carga con el equipaje y las cacerolas, además de estar cuidando de él todo el rato. Imperdonable el momento en el que Frodo manda a paseo a Sam y sigue el camino él solo con Gollum. Me da bastante rabia que Gandalf, Aragorn y compañía sólo hablen de Frodo y de Frodo, como si Sam no existiera. Y por si fuera poco, al final resiste a la tentación del anillo e intenta quedárselo, el tío. ¿Qué clase de héroe es ese? ¡Viva Sam!

1

Dolores Umbridge, de Harry Potter y La Orden del Fénix, de J.K. Rowling


Mira que hay personajes de Harry Potter malvados a los que se podría odiar, como Voldemort o Bellatrix Lestrange, pero la que se lleva el gato al agua en cuanto a la antipatía de los fans es sin duda la empleada del Ministerio de Magia Dolores Umbridge. Desde su atuendo rosa, pasando por su horrible tosecilla, hasta los platos de gatitos de su despacho, esta mujer es odiosa. No sólo hace la vida imposible y mortifica a Harry, a los demás alumnos de Hogwarts (excepto a los Slytherin) y a los otros profesores, se atreve incluso a sustituir al mismísimo Albus Dumbledore como directora del colegio. Además, al final se vuelve completamente despiadada, intentando aplicar la maldición cruciatus con Harry. Creo que a nadie le dio mucha pena que al final se llevara su merecido.


Estos son mis personajes literarios más odiados. ¿Cuál añadiríais a la lista?
     

4 comentarios

  1. ¡Holaaa! Sí, definitivamente estoy contigo en bastantes de los personajes que son odiables, y sobre todo con la número uno, qué personaje más despreciable por dios... ni Voldemort ni Bellatrix superaron mi odio por ella. De hecho, yo amo a Bellatrix como personaje, me gusta como la construyeron.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja creo que nos desquició a todos. Un saludo!! :)

      Eliminar
  2. No he leido todos los comentarios pues justo ahora estoy con uno de los libros, concretamente con "El nombre del viento".
    Pero no puedo dejar de apoyar la idea sobre Frodo; estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, es un personaje que en lugar de engancharte, "te hierve la sangre"...¡bravo por Sam! (el hobbit "sebosoo")
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja bravo por el hobbit sebosooo!!!

      Eliminar

- Oye, Todd, esta persona ha leído la entrada y no ha publicado ningún comentario.
- Espera un poco, Tedd. Dale tiempo para que pueda escribirlo.
- No escribe nada, Todd. Que le haya gustado y no nos lo diga me pone de mal humor.
- Tranquilízate, Tedd. No es bueno para tu salud que te estreses.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. OK Más información